Ver archivos

clasificado
Clasificados

Portal de la Construcción
Arroba de oro

 
nov 11, 2016
Enacal deja intransitable calles del barrio Santa Rosa

Los afectados manifestaron que tras finalizar los trabajos, la cuadrilla de Enacal solo rellenó con tierra y que dio por concluido el proyecto, dejando el problema en al menos nueve cuadras en Santa Rosa.

Ana Julia Mendoza, quien vive en el sector donde más polvo se levanta con el viento, explicó que además de la molestia respiratoria, las calles dañadas incluso han provocado inundaciones en su casa porque el agua de lluvia no drena en los manjoles.

"Hace tres días vino un ingeniero a ver como quedó y aproveché para plantearle el problema que ahora tenemos. Me dijo que lo iban a resolver, que iban a reparar las calles, pero no dio fecha", dijo Mendoza con tono de preocupación al creer que no cumplirán.

LA PRENSA intentó conocer a través de la oficina de Relaciones Públicas de la aguadora si se responsabilizarán por el daño de la calle, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta a un correo electrónico que se envió a la jefa del departamento, Maritza Tellería.

Según los pobladores, Enacal instaló la tubería de este a oeste del barrio para mejorar el abastecimiento de agua en otra zona, mientras que a ellos les continúa llegando el vital líquido solo de 9:00 p.m. a 6:00 a.m.

"Necesitamos que la vuelvan a dejar como estaba, porque esta calle era la más limpia de toda Santa Rosa y ahora la han dejando sucia", señaló Víctor Lezama, habitante perjudicado con el proyecto de Enacal, quien tuvo que llevar al centro de salud a su hija con asma.

La ruptura del pavimento asimismo dificulta la circulación vehicular en varias cuadras. Los vehículos livianos y pesados que circulan deben hacerlo a velocidades mínimas para que no se dañe la dirección.

TRABAJO DE CUADRILLAS
La denuncia de los pobladores del barrio Santa Rosa no es un caso aislado, puesto que constantemente la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) rompe calles para realizar trabajos de agua potable y no deja igual el pavimento.

El caso más reciente y más sonado ocurrió en una parte del camino a Las Jagüitas. En casi cuatro kilómetros de longitud de vía, donde apenas hace dos años se colocó concreto hidráulico, se rompió para colocar tubos de agua potable. Después de realizar la operación, las cuadrillas de Enacal solo cerraron con tierra, provocando dificultad para transitar luego de las lluvias. Esto ha deja en evidencia la falta de planificación.

Tomado de:La Prensa.com.ni